domingo, 5 de mayo de 2013

DOS CANCIONES INGLESAS


Traducción: L. Rubio




FLOW, MY TEARS (Fluyan, mis lágrimas)
John Dowland (Irlanda, 1562- Inglaterra,1626)




Fluyan mis lágrimas, caídas de sus manantiales.
Exiliado para siempre, dejadme llorar;
donde el pájaro negro de la noche canta su infamia
permitidme que viva olvidado.

Apagaos, oh vanas luces, no brilléis más.
No hay noche lo bastante oscura para aquellos
que deploran desesperados sus dichas perdidas.
La luz no es otra cosa que vergüenza nuestra.

Nunca serán mis penas aliviadas
desde que ha huido la piedad
y lágrimas
y suspiros
y gemidos
a mis días cansados han privado de cualquier alivio.

Desde la alta torre del gozo
es lanzada mi fortuna
y es abandono
y dolor
y pesar
por desiertos donde la única esperanza
es perder toda esperanza.

Sombras que me rodean, escuchen ustedes,
aprended a despreciar la luz.

Felices, felices, quienes en el infierno
no sienten el desprecio del mundo.

 **********


SORROW (Amargura)
David Gilmour (Inglaterra, 1946)











El dulce olor de la tristeza yace sobre la tierra,
penachos de humo brotan y se funden en el cielo plomizo:
las mentiras y los sueños de un hombre, sobre campos verdes y ríos.
Pero una mañana se levanta sin razón para echar a andar.

Está obsesionado por la memoria de un paraíso perdido,
en su juventud o en un sueño, no puede precisarlo,
está encadenado para siempre a un mundo muerto,
-no es suficiente, no es suficiente-
su sangre se ha congelado y se ha cuajado de miedo,
sus rodillas han temblado y se han hundido en la noche,
su mano se ha debilitado en el momento de la verdad,
su paso se ha vuelto vacilante.

Un mundo, un alma,
el tiempo corre, el río corre...

Le habla al río sobre amores perdidos y renuncias
y el silencio contesta esa confusa invitación.
Corre oscuro y turbulento hacia un mar aceitoso,
un macabro simulacro de lo que está por verse.

Hay un viento incesante que ruge esta noche
y hay polvo en mis ojos, cegándome,


...y el silencio repite mejor que las palabras
las promesas rotas.

No hay comentarios: