miércoles, 11 de diciembre de 2013

DE LOS PASTORES DESTERRADOS

Thomas Eakins; Arcadie.

 













Ralph N. Chubb; Enchanted Valley















Hay un lugar llamado Arcadia
emplazado en su hondura insumisa al tiempo.
Aquello con que limita también es Arcadia.
Sus rayos están en todas partes y su círculo
en ninguna, y aun así es ínfimo en tu palma
o es que las líneas de tu mano
son más largas que el destino que las cruza.
Allí te amó Teócrito y escribió sus idilios
y te admiró Von Platen sin tocarte
para reservar un resquicio de la historia
y Von Gloeden consumió su fortuna
sin perjuicio de lo indivisible
y Plushow te retrató con hojas de acanto
por único atuendo, determinado
a ser irreal pero fracasando en el intento.
Allí aprendiste tu nombre incógnito,
la dimensión de los cuerpos
que renuncian a la libertad
para consolidar su albedrío.
Allí ejercitaste el alcance de los movimientos
cuyo revés se expande
pero debiste después desaprenderlos
y olvidar tanto que ya no sea olvido.


(de "Actas de (mala) fe", poesía)


 



W. von Pluschow; poesies arcadiennes.

No hay comentarios: