miércoles, 4 de diciembre de 2013

PRESENTACIÓN DE "MALAS COSTUMBRES", POESÍA DE LEONIDAS RUBIO


por Lila Calderón *





MALAS COSTUMBRES, el libro de Leonidas Rubio, me ha hecho encontrar entre sus páginas a un hablante lúcido, que ha optado por mostrarnos la realidad sin cortinajes desde el otro lado del escenario, y sin la ceguera de las luces artificiales. El desafío para los lectores-espectadores está en seguir adelante y salir a la calle sin disfraces, vestido con la desnudez del propio personaje que elegimos o que nos elige.

MALAS COSTUMBRES, esa de hacerse imbunche en medio de un presente que se oscurece por la niebla de la Melancolía, en una imagen donde vemos "un ángel que no existe pero canta".

MALAS COSTUMBRES, esa de mirar hacia atrás para perder de vista los telones de fondo del pasado.

MALAS COSTUMBRES, esa de saberse presa y no huir de los referentes culturales. regocijarse en las redes intertextuales como un pez al borde de la muerte, liberándose de la materia y sus anzuelos.

MALAS COSTUMBRES, esa de tener "conversaciones en pasillos de mármol / donde un vitral conecta mundos contrarios", pero siempre hay "un gemido que obliga / a desconfiar de los secretos".

MALAS COSTUMBRES, esa de asumir del dolor del monstruo, perdido fuera de la caverna o del laberinto, abandonando las reglas del mito para hacerse ver dentro de la historia, recorriendo con horror "manicomios, cementerios, cárceles" para mimetizarse entre las sombras y las manchas que de todos modos nadie quiere ver. ¿Gesto inútil? "Me aparto rengueando al final de la función", confiesa.

MALAS COSTUMBRES, una y otra vez, ya que "Por su acústica: toda caverna es un diapasón de tierra, vibra en la frecuencia de una profecía". Así, la tragedia se anuncia una y otra vez y no hay cómo liberarse de ella, ni del eco de los oráculos que como flechas se insertan en los oídos del transeúnte que somos y que nos desplaza.

MALAS COSTUMBRES, porque Leonidas o su hablante, aparece ante nosotros como "Ex botánico, ex músico, ex alquimista, ex poeta", como una manera de ir desalojándose del ser para reconocer que incluso "quiso ser alguna vez Raskolnikov"... y para revelarnos que "El imbunche a menudo pensará / que hay otros como él en el mundo / pero debe vivir como si no lo supiera".


* La autora nació en La Serena en 1956. Es comunicadora audiovisual y escritora, Magíster en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Chile. Ha publicado los libros de poemas Balance de blanco en el ángel triste de Durero (1993); In Memoriam (1995); Por suerte había otra vida y Piel de maniquí (1999). Durante el año 2002 publicó los libros: Animalia (cuentos), La gran fuga (cuento) y La ciudad de los temblores (novela infantil), Ediciones Books and Bits, Santiago, Chile. En 1994 obtuvo el Primer Premio de Video-poesía de la Feria Internacional del Libro de Santiago de Chile y el Premio de Adaptación de Guiones de Cortometraje Luchino Visconti del Ministerio de Educació. En 1998, obtuvo el Primer Premio en el Encuentro de Cine y Video del Caribe con La muerte de un poeta, dedicado al poeta cubano Ángel Escobar (Video-experimental). Recientemente (2014) ha publicado Lo que ocultan los vestidos. Ha sido co-autora de influyentes antologías de poesía chilena junto a su hermana Teresa Calderón y al poeta Tomás Harris. Junto a este último, participó en noviembre de 2013 en la presentación del libro de poesía MALAS COSTUMBRES, de Leonidas Rubio, en la Casa del Escritor, Santiago de Chile.











No hay comentarios: