recomendado

"BETONIYÖ", DISTOPÍA ADOLESCENTE Y EL FRACASO DE LA BELLEZA

    Título: BETONIYÖ Directora: Pirjo Honkasalo Guión:  Pirkko Helena Saisio;   Pirjo Honkasalo País: Finlandia Año: 2013 Actor ...

sábado, 15 de febrero de 2014

UN POEMA DE P. P. PASOLINI






Pasolini fotografiado por María Callas, en Skorpios, Grecia, 1969.
















































El siguiente poema pertenece al libro Poesía en forma de rosa de Pier Paolo Pasolini, de 1964. De él se encuentran varias versiones en la red, siendo la más divulgada la de Guillermo Fernández publicada en Antología Breve (UNAM, 2009). Comparada ésta con otro par de versiones al español y con el original en italiano, me atrevo a discrepar de varias de las expresiones y decisiones que tomó el traductor en la reconstrucción del texto. Propongo esta versión.


  

FRAGMENTO EPISTOLAR, AL JOVEN CODIGNOLA

  
Querido muchacho: está bien, encontrémonos,
pero no esperes nada de este encuentro.
Si acaso una nueva decepción, un nuevo
vacío: de esos que, como un dolor,
le hacen bien a la dignidad narcisista.
A mis cuarenta años soy como de diecisiete.
Frustrados, el cuarentón y el de diecisiete
por cierto pueden encontrarse, balbuceando
ideas convergentes acerca de problemas
entre los cuales se abren dos decenios, toda una vida,
y que aparentemente son los mismos.
Hasta que una palabra dicha por gargantas inciertas,
resecada por el llanto y las ganas de estar solo
les revele su incurable disparidad.
No obstante, asumiré el papel de poeta paternal
y me atrincheraré en la ironía
-que te incomodará: por ser el cuarentón
más alegre y joven que el de diecisiete,
el nuevo amo de la vida.
Además de esta apariencia, de esta semejanza,
no tengo nada más qué decirte.
Soy avaro, lo poco que poseo
lo contengo en el corazón diabólico.
Y los dos palmos de piel entre pómulo y mentón,
bajo la boca retorcida a fuerza de tímidas sonrisas,
y la mirada que ha perdido su dulzura,
como un higo avinagrado,
te parecerán el retrato justo
de esa madurez que te daña,
madurez poco fraterna. ¿De qué puede servirte
un contemporáneo simplemente entristecido
en la voracidad que le adelgaza la carne?
Dio lo que tenía que dar, lo demás
es árida piedad que viene sobrando.


Funeral de Pasolini, 1975

No hay comentarios: