recomendado

"BETONIYÖ", DISTOPÍA ADOLESCENTE Y EL FRACASO DE LA BELLEZA

    Título: BETONIYÖ Directora: Pirjo Honkasalo Guión:  Pirkko Helena Saisio;   Pirjo Honkasalo País: Finlandia Año: 2013 Actor ...

sábado, 12 de julio de 2014

PARA SER BACALAO HAY QUE TENER MUCHO CUIDADO (3a parte)



Neruda y Ramponi, alturas y caídas


Al bullado caso del poema de Tagore se le han ido colgando una serie de rumores de plagio que colocan a Neruda siempre en una postura de poca confiabilidad. En honor a la verdad no conozco otro caso de paráfrasis literal de un texto de Neruda al de otro autor. El caso de Alturas de Machu Pichu (1945), al que De Rokha y Enrique Gómez Correa, entre otros, le atribuyen copia al poema Piedra Infinita (1942) de Jorge Enrique Ramponi, me parece una querella justa pero desmedida en la perspectiva del plagio. Se trata de algo mucho más profundo: la influencia y eventualmente la imitación. El propio Ramponi lo hizo notar llamando a Neruda 'el poeta de la voz prestada'. Asimismo el poeta mendocino ha hecho notar que su poema era conocido en Chile ya hacia 1935 a través de manuscritos que hicieron decir a Juvencio Valle en su momento: Piedra Infinita era lo nuevo, algo que no habíamos visto. Nos peleábamos por el manuscrito para leer esos versos nuevos”. "Nos peleábamos..." dice Juvencio. ¿Él y quién más? Es sabida la proximidad de Valle y Neruda, al punto que el autor de El Hijo del Guardabosques fue el primer editor del parralino. Hay versiones que van más lejos y señalan que Neruda visitó Mendoza en 1933 y recibió de mano del propio Ramponi un esbozo del poema. Esto lo proclaman y dan por cierto con orgullo varios blogs destinados a difundir la cultura y poesía de Mendoza. Ciertamente Neruda acusa en Alturas... una serie de atributos de Piedra...: el tono grandilocuente y ceremonial, la adjetivación insólita, el uso del vocativo, el ritmo, el propósito. Algunos microargumentos del poema de Ramponi se cuelan en Neruda, como en el siguiente fragmento:

Ramponi:

Piedra es piedra: 
aleación de soledad, espacio y tiempo, 
ya magnitud, inmemorial olvido.
El hombre quiere amar la piedra,
su estruendo de piel 
áspera: lo rebate su sangre. 

Pero algo suyo adora la perfección inerte. 


Neruda:

Piedra en la piedra, el hombre, dónde estuvo? 
Aire en el aire, el hombre, dónde estuvo? 
Tiempo en el tiempo, el hombre, dónde estuvo? 


Fuiste también el pedacito roto 

de hombre inconcluso, de águila vacía 

que por las calles de hoy, que por las huellas, 
que por las hojas del otoño muerto
va machacando el alma hasta la tumba? 

El caso reviste más bien características de una obra asimilada y emulada que un plagio. La obra de Ramponi es original y avanzada dentro de la línea de poesía órfica o hermética del período de vanguardia hispanoamericana que se diluye bastante en los ecos de las vanguardias europeas. Ramponi tiene un sello personal que lo vuelve una isla. No es reprochable que Neruda lo admirara y lo tomara como modelo. Antes bien, era esperable que lo exaltara e hiciera explícita esa evidente admiración. Lo sospechoso es el manto de silencio que ha caído sobre la obra de Ramponi, dentro del cual el silencio de Neruda aparece como maniobra intrigante. Quien lea y contraste ambas obras se da cuenta de eso. Quien examine la obra de Ramponi en la perspectiva de su entorno literario y la proyección que finalmente tuvo este poeta, se hará más de una pregunta. ¿El que está detrás del engrandecimiento fatuo de Neruda pudo también estar detrás del empequeñecimiento del inspirador del estilo de Alturas de Machu Pichu, Jorge E. Ramponi? ¿Quiénes pueden ser tan hábiles y poderosos para conseguir esos efectos en la historia de la cultura?


Neruda insolente con sus mayores

Harol Bloom dice que la poética de Neruda es la mayor hazaña literaria del siglo XX, lo cual refleja que entiende muy poco del siglo XX. Su descomedida afirmación se basa en que el susodicho habría pasado por casi todas las tendencias que le fueron coetáneas, hasta donde logró olfatear, porque desde luego beat no alcanzó a ser, para suerte del movimiento beat. La estrategia de Neruda para cambiarse de camisa estética e ideológica es la negación y el encubrimiento. Cuando perpetra el farragoso Canto General lamenta que los jóvenes lean las Residencias. En uno de sus peores textos, "Los poetas celestes", interpela:

"Qué hicisteis vosotros gidistas,
intelectuales, rilkistas,
misterizantes, falsos brujos
existenciales, amapolas
surrealistas encendidas
en una tumba, europeizados
cadáveres de moda,
pálidas lombrices del queso
capitalista..."

Los aludidos son dos de los mayores poetas no ya del siglo XX sino, con seguridad, de la historia de la literatura. El primero: Rainer M. Rilke es un poeta de carácter contemplativo y místico panteísta reflejado sobre todo en el Libro de Horas (1905), hasta que en su etapa de madurez y declinación tiende a una mayor identidad metafísica, consagrada en dos obras superiores, las Elegías del Duino (1922) y Sonetos a Orfeo (1923). Rilke en todo caso es un contra-vanguardista, un romántico tardío en el ámbito de la poesía germana. Seguramente el encono que le dedica Neruda es proporcional a la admiración que le tuvo en su etapa formativa, cosa que se deja ver precisamente en las Residencias. También las emprende contra André Gide, premio Nobel en 1947. Es muy probable que Neruda tome a Gide como paradigma de lo aborrecible por la sonada deserción del francés al comunismo militante después de su viaje a la U.R.S.S,  donde fue testigo de la sordidez macabra del estalinismo y su modelo de sociedad de hormigas obedientes y ovejas asustadas en medio de la carnicería. Gide vuelve anticomunista desde el paraíso soviético y Neruda asegura su fama y fortuna cerrando filas con la obsecuente y maquiavélica institución liderada por Moscú, filial chilena. ("Ingrese al Partido Comunista y conviértase en el primer poeta de Latinoamérica", reconoce haberle dicho el propio Volodia). Su tarea personal y laboral pasa a ser, por tanto, difundir propaganda proselitista y denostar a los traidores. Pero hay otra razón, a mi entender, para emprenderlas contra Gide y me atrevería a considerarla su motivación principal: lo que ahora se llama simple y llanamente homofobia, a falta de mejor concepto. Lo afirmo por el siguiente pasaje, donde vuelve a sacar a colación a sus antitéticos escritores de batalla vinculados por la misión del desprecio: 

"... viva el anarcocapitalismo, viva Rilke,
viva André Gide con su corydoncito,
viva cualquier Misticismo...
Todo está bien...
Todos son heroicos...
Todos los periódicos deben salir...
Todos pueden publicarse, menos los comunistas..."

(el subrayado es mío)

No hace falta decir que se trata de una arenga paródica que busca exaltar su militancia a través del recurso falaz de la auto-victimización. La clave para mí está en la alusión a "Corydón" de André Gide, publicado en 1924, el que seguramente es pionero en el planteamiento abierto de la homosexualidad dentro de la literatura contemporánea, defendiendo la idea de normalidad diferente o acontecimiento dentro de la diversidad natural de la especie humana. Este libro de Gide causó hondo impacto entre la intelectualidad de la época y fue objeto de reservas y censuras dentro de la élite literaria. Cuando Neruda usa la expresión "corydoncito" es como si estuviese diciendo "mariconcito", desde luego, si bien comete un despropósito literario mayor porque el nombre del libro de Gide está tomado de un personaje de las Bucólicas de Virgilio (La Égloga II, donde se exalta el amor del pastor Corydon por un joven Alexis que no lo corresponde) y el libro en cuanto a su estructura simula un diálogo a la manera socrática, por lo que la expresión de Neruda, además de odiosa y burda, linda con la ignorancia.

Neruda hoy, a 110 años de su centenario


Es difícil calcular el perjuicio que Neruda le hizo y posiblemente le sigue haciendo a la poesía. Llevó al extremo la demagogia en sus libros y es de hecho el responsable específico de haber instalado en la poesía chilena el realismo-socialista ordenado por Stalin a partir de la firma del Decreto de reconstrucción de las organizaciones literarias y artísticas, de 1932. La política oficial del estalinismo fue diseminada por el orbe por los militantes comunistas. A más de 80 años del hecho las nuevas generaciones de poetas en Chile tienen entre sus nombres no pocos casos que continúan creyendo que la única medida estética de un poema es expresar la lucha de clases y promover la revolución, que ahora converge con conceptos aún más vacuos como 'cambio social' o 'desobediencia civil' o incluso metas programáticas tan perecibles como 'reforma educacional' o 'insurrección mapuche'. Sigue siendo la peor poesía escrita en Chile y en cualquiera época y lugar. No sé si toda la culpa sea imputable a Neruda, pero lo cierto es que el mal gusto y el facilismo de temáticas pedestres se quedó apoltronado en cientos de políticos frustrados metidos a escritor. Los grandes maestros de la poesía de la generación del 38 o del 50 han muerto todos y entre las promociones del 60 en adelante, especialmente los poetas emergentes en los años 80, que por condicionamiento cronológico-biológico son los que han heredado la escena, ese sello distintivo del realismo social persiste, toda vez que la mayor parte de ellos nació a la actividad literaria bajo y por el régimen militar.


El natalicio 110 de Neruda sorprende al país con el Partido Comunista volviendo al gobierno después de 41 años. Lo hace después de haberse pronunciado el año 2011 de parte de una de las más siniestras dictaduras de la historia, cual es la de Corea del Norte, que ha llevado la crueldad, la militarización social, la vigilancia, la arbitrariedad, el culto a la personalidad y el nepotismo a límites hasta ahora insospechados. A la muerte del dictador Kim Jong Il publican en su página oficial el siguiente comunicado:


"El Partido Comunista de Chile expresa al pueblo de la República Popular Democrática de Corea, al Partido del Trabajo y en particular a Usted y su familia nuestras condolencias por el fallecimiento del compañero Kim Jong Il. En este momento de dolor para los trabajadores y todo el pueblo de la República Popular Democrática de Corea, el Partido Comunista de Chile está convencido que la lucha por la construcción de una próspera sociedad socialista, por la reunificación del país, la defensa de los intereses del pueblo coreano en contra de las maniobras del imperialismo norteamericano continuarán siendo impulsadas firmemente por quien lo reemplace en los cargos de la dirección del Partido y el Estado."


El reemplazante del dictador por cierto, fue su hijo. Respecto de la gerontocracia nepotista que gobierna Cuba con mano de hierro desde hace 55 años sus palabras no han sido mucho mejores: cada cierto tiempo profesan la incondicionalidad más abyecta. El Partido Comunista además controla la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) que aunque no tiene entre sus socios un grupo representativo del conjunto de la intelectualidad creadora de la literatura chilena, ni en calidad ni en cantidad, es el interlocutor frente al Estado respecto a las políticas públicas en materia del fenómeno libro. El año 2013 la directiva comunista de la SECH lanzó una campaña de recaudación de dineros para sus afiliados, bajo el nombre de Pablo Neruda. A juzgar por lo analizado en este artículo, tiene bastante sentido asociar el nombre de Neruda a las recaudaciones. Al estar la SECH en manos de un solo partido que además es un partido militarizado y dogmático, quedan excluidos del acervo simbólico de sus agremiados las menciones a escritores de valor histórico que no pertenezcan al ámbito de la izquierda, en particular de sus vertientes estalinistas. En sus eventos se privilegian las alusiones políticas más triviales y se pueden escuchar los más horrorosos poemas de 'denuncia' que retrotraen el desarrollo estético de nuestra tradición poética a por lo menos 50 años. El ambiente de la SECH es opresivo y rígido y se tiene la sensación de estar en una burbuja detenida en el tiempo. Adicionalmente la SECH vive sumergida en un marasmo de querellas internas y externas, pugilatos y naderías incontables. Ese es el resultado de la conducción del partido de Neruda en la vetusta orden que sesiona en la casa comprada por él.

La fecha también llega después de una bochornosa huelga de funcionarios y empleados de las mansiones-museo pertenecientes a la Fundación Neruda, huelga en la cual el PC hizo causa común con el sindicato y actuó como contraparte social y legal del directorio de la Fundación. Durante los días del conflicto se realizaron recitales, eventos artísticos y una convocatoria de adhesión a la huelga por parte de ex-becarios y miembros de los talleres de poesía de la Fundación, instancia a la que yo personalmente no adherí. Cabe recordar que hace unos años (2004-5) hubo una demanda de parte del sindicato El Teniente contra la Fundación, en reclamo de la casa de Isla Negra, basados en el antecedente del texto (¿poema?) Testamento donde Neruda deja escrito:

"Dejo a los sindicatos del cobre, del carbón y del salitre mi casa junto al mar de Isla Negra."


La demanda judicial no pasa de ser una charada, toda vez que un poema no puede ser considerado como voluntad manifiesta para testar. La acción de voluntad legalmente vinculante que sí emprendió Neruda fue legar la mencionada casa al PC, el cual la vendió en un oscuro proceso a la Fundación Neruda, después de haber sido confiscada por el gobierno militar y devuelta con el advenimiento de la democracia. La venta se concretó en 300 millones de pesos según un reportaje del viernes 25 de julio de 2003 publicado en El Mercurio. Pero el enredo es tan retorcido y oscuro como todo lo concerniente a Neruda. La casa es testada al PC, el régimen militar la confisca, por ley de restitución de 1998 el PC la recupera y se la vende a la Fundación en una cifra menor a su valor de explotación comercial. Pero el presidente-director de la Fundación, el abogado Juan Agustín Figueroa declara (mismo reportaje citado) que la casa está en poder de la Fundación desde 1992 cuando la adquirieron de pleno derecho. Ese año el abogado era ministro de Agricultura del gobierno de Patricio Alwyn. ¿Por qué, entonces, habrían de pagar 300 millones por una propiedad que ya les pertenecía? ¿Y por qué les pertenecía si estaba confiscada y recién fue restituida el año 1998? Misterios nerudianos. Pero una cosa es cierta: de "los sindicatos del cobre, del carbón y del salitre" la casa nunca iba a ser. ¿Para qué Neruda escribe esa línea entonces? Es obvio que la línea no responde a otra cosa que al afán persistente de populismo e impostura de su autor, por si hiciera falta seguirlo probando.

Esto se suma a una larga trayectoria de hechos en torno a tenencias y derechos de propiedad ligados al patrimonio Neruda, entre los cuales el más significativo y metafóricamente sugerente es el ocurrido el año 2006 en que la familia de Neruda por su lado paterno bajo el rótulo de Sucesión Reyes consiguió inscribir la marca comercial "Neruda" para uso denominativo en hoteles, restaurantes, bares y agencias de viaje. En calidad de tal han protagonizado enconados pleitos legales con la Fundación que hasta la fecha era la dispensadora de autorizaciones para la asignación de productos Neruda entre los que se encuentran al menos 6 hoteles, variedades de vinos, chocolates y otros poéticos emprendimientos.

Por último cabe citar la bullada querella por homicidio calificado y asociación ilícita (¡la misma figura penal del caso Trotsky!) interpuesta por el PC contra quien resultara responsable del presunto envenenamiento de Neruda. Esta causa judicial volvió a oponer al PC con la Fundación. El principal testigo de los querellantes fue un disciplinado militante que su partido había puesto a cargo de la función de chofer de Neruda. En esa calidad el buen señor declara haber sido amigo de su jefe y haberlo trasladado para un examen de rutina el día previo a su muerte. La Fundación encabezada por Aída Figueroa, hermana del abogado Juan Agustín, declara por su parte que el chofer era apenas conocido por la familia, que todo el mundo sabe que Neruda murió de cáncer y que la presunción del envenenamiento es una comedia absurda ideada para robarse el protagonismo. Se da lugar al caso, los huesos de Neruda son removidos por orden de un juez, son trasladados a EEUU para aplicar peritajes y el resultado confirma la versión conocida:

 "Se confirma por diversas técnicas complementarias entre sí la existencia de lesiones metastásicas en varias partes del esqueleto, en justa correspondencia con la enfermedad por la que (Neruda) estaba siendo tratado (…) Los análisis acreditan la presencia de elementos farmacéuticos para enfermedades de cáncer. No se encontraron agentes químicos relevantes que pudieran relacionarse con el desenlace de la muerte de Neruda ni tampoco evidencia forense alguna que permita establecer una etiología médico legal por causas no naturales de Pablo Neruda." (Informe del Servicio Médico Legal de Chile del 8 de noviembre de 2013)


Pese a esta versión concluyente, los querellantes han persistido en maniobras judiciales a fin de no cerrar la causa. La estrategia usada apunta a que pudieron usarse sustancias que no hayan dejado rastro químico a la vuelta del tiempo. El caso sigue abierto a esta fecha. El sobrino de Neruda y también abogado querellante en representación de la Sucesión Reyes, dueños de la marca comercial, declara "No hay la menor duda de que Pablo Neruda fue asesinado". Lo curioso es que no hayan tenido esta duda durante cuarenta años y hayan esperado recién al 2013 para presentar la acción.

Los premios Neruda


Las distinciones que anualmente se entregan bajo el rótulo económico y/o nominal de Neruda son 3:

1.- Las becas de creación para poetas noveles que se otorgan con la participación vinculante en un taller de poesía dirigido por dos monitores, poetas de larga trayectoria. Hasta la fecha estos han sido Jaime Quezada y Floridor Pérez. El número de poetas seleccionados año a año es de 10. Se otorga desde 1988 y está dotado de unos 80.000 pesos nacionales.

2.- El Premio de Poesía Pablo Neruda a la trayectoria o para poetas menores de 40 años, que en los hechos lo es para poetas de entre 30 y 40 que presenten no tanto una trayectoria creativa como una trayectoria mediática y/o académica en los ámbitos de poder literario centralizado. Estos premios han recaído, salvo contadas excepciones, en poetas residentes en Santiago o incluso en el extranjero. Se otorga desde 1987 y está dotado de 6.000 dólares.

3.- El Premio Iberoamericano Pablo Neruda. Fue creado el año 2004 precisamente en el marco de celebración y despilfarro del centenario de Neruda. Contrariamente a lo que se piensa este premio no es otorgado en base al patrimonio legado por Neruda y no le cuesta ni un peso a la Fundación, que lo patrocina. Es enterado por el Estado de Chile a través del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y está dotado de 60.000 dólares, unos 30 millones de pesos.



Conclusión

A la Fundación Neruda se le conoce en jerga de poetas como 'la fundición'. Puede que se esté connotando su carácter de productora industrial de poetas a través de las becas-taller, a la vez que se designa su factoría de premios, gestiones onerosas y su capacidad de combustión de variedades polisémicas. Lo cierto es que Neruda, al igual que los otros nombres llamados 'grandes' en la poesía chilena, es más un mito colectivo que un individuo. Se ha consentido crear una expectativa tan alta a partir de su figura sobredimensionada que los hechos vulgares y contradictorios de su vida aparecen también magnificados por el contraste. La articulista Marcela Escobar (Revista El Sábado, El Mercurio, 17 de noviembre de 2007) concluye una nota sobre el libro de Bernardo Reyes (sobrino) referido a Malva Marina (la hija) con estas palabras:

"Los hechos, más allá de la literatura, están cubiertos por el secreto que Reyes intenta revelar para derribar el mito. -Neruda es una marca, no existe como ser humano-, remata. Contar estas cosas ¿en qué lo disminuye? Si lo zafas de estos ropajes, te relacionas con el hombre que escribe obras fenomenales, a quien estos ropajes quedan grandes."

Pues bien, ¿y si refutamos el carácter 'fenomenal' de su obra? Si atendemos a que su obra hiperventilada está llena de impericias, arbitrariedades de forma, vaguedades de fondo, mal gusto, facilismo, torpezas, plagios directos o indirectos, errores técnicos, tenemos que es fácil quedarse a la vez sin poeta y sin ser humano.


Epílogo


Al cierre de este artículo el culto irreflexivo a la persona de Neruda y su aprovechamiento mediático escribe un nuevo capítulo con la proyección de una figura holográfica en la vía pública para acompañar un recorrido tipo procesión ecuménica desde la casa La Chascona a los pies del cerro San Cristóbal, para llegar a dependencias de la Universidad de Chile, unas 20 cuadras más allá. Con esta actividad el personaje Neruda se suma al rey del pop Michael Jackson en el uso de este tipo de tecnologías, aunque en el caso chileno el resultado fue considerablemente más rígido y poco animoso.


No hay comentarios: