jueves, 11 de septiembre de 2014

EL RAPTO


de ACTAS DE (MALA) FE
Mosquito Ed. 2014
 
 
 
 
 
 
 
 
El espía no pierde movimiento;
el estratega dimensiona sus opciones;
el simulador arriesga sus ventajas
en maestría de única jugada:
águila, cisne, arma o disfraz de humano
cuando en todo se es un dios en crisis.
 
Del otro lado el botín vivo,
pastor sin rebaño en esas extensiones
no tocadas por ojo indiferente;
monte, calle o playa
extraídas a trajines de intercambio.

Si su nombre es Ganímedes
ya merecerá otro designio
más profano o menos eterno
a menos que ése fuera el costo
dado o tomado por asalto.
Si su nombre es Leda
notará que siempre hay una pluma menos blanca.
 
¿Y qué harían los deseados
a cambio de inmortalidad?
Y el celador ¿qué figura adoptaría
si pudiera pagar un mejor precio?

Dad el agua de una vez o nunca
pero fingir alguna resistencia
sólo incrementa el acto que sobreviene
luego, en algún sitio ordinario
magnificado por el gozo.

Leda; Miguel Ángel


Abducción de Ganímedes; Hugh Holland
 
 
 














No hay comentarios: