recomendado

"BETONIYÖ", DISTOPÍA ADOLESCENTE Y EL FRACASO DE LA BELLEZA

    Título: BETONIYÖ Directora: Pirjo Honkasalo Guión:  Pirkko Helena Saisio;   Pirjo Honkasalo País: Finlandia Año: 2013 Actor ...

domingo, 21 de septiembre de 2014

"INCLUYAMOS CHILE", ENCUENTRO DE ESCRITORES EN SAN BERNARDO


Mónica Montero, gestora del evento: "He pensado que escribo para no salir a matar gente, o para no matarme".


Los días 29 y 30 de agosto se realizó el evento INCLUYAMOS CHILE, producido por el equipo de la Revista La Otra Costilla de San Bernardo. En la convocatoria se podía ver a la SECH como parte de los patrocinadores, pero además de una actividad realizada en dependencias de esta organización no está claro en qué otra cosa intervino. Algo similar ocurrió con la Mesa de Escritores de Talagante, cuya participación se redujo a la presencia personal de su Presidenta. Adicionalmente figuraban en la convocatoria la Editorial Bordes y una fantasmal Editorial Segismundo. El programa incluyó lecturas en Simpson 7, en la Biblioteca de la Municipalidad de San Bernardo y en el pub gay Vox Populi del atiborrado Barrio Bellavista. En el edificio consistorial de la localidad separatista la lectura tuvo un marco poblado de las telas del pintor Mauricio Quezada. La luz era inmejorable.

Algunos de los participantes que cabe mencionar de este encuentro, dentro de lo que me permito considerar una participación relevante, fueron: Leonidas Rubio (Curicó-Concepción), Ana-Rosa Bustamante (desde Valdivia), Silvia Rodríguez (algo que llaman Talca), Paulo San Páris (La Serena), Javier Del Cerro (Coquimbo), Víctor Munita (Copiapó), Alfredo Lavergne (la aldea grande de Santiago), Ana Partal (ídem anterior), René Silva Catalán (República de San Bernardo), Alicia Amada (ídem ant.) además de las ilustres e incansables convocantes Mónica Montero y Silvia Osorio. En lo personal me complace profundamente que no asistieran Carmen Berenguer y Pía Barrios por razones que me autocensuro de expresar.

He emprendido este diálogo con la principal gestora del evento, Mónica Montero, a fin de dilucidar caminos, tender puentes, espantar moscas, sacudir paños sucios, aligerar la carga, desmontar cruces y divisar bien o no tan mal los derroteros de la gente real que hace cosas reales en el in-mundo de la literatura/arte en este territorio parecido a un largo y angosto preservativo usado llamado Chile, donde todo lo que brilla suele ser estiércol tapado de oropel molido y los verdaderos diamantes persisten en brillar bajo -a menudo muy abajo- de la superficie.

1.- Mónica, para empezar ¿Cuál era tu expectativa con INCLUYAMOS CHILE, cuánto de eso se cumplió y cuánto no?

Teníamos muy pocas expectativas (hablo en plural ya que desde el primer momento Silvia Osorio me apoyó). Nuestra idea no contemplaba más ambición que aprender del hacer un evento literario a nivel nacional.

No estoy conforme con el resultado del evento en sí, ya que la improvisación en muchos temas se notó y quedó en evidencia  nuestra falta de experiencia en el asunto, eso sumado al hecho de no preocuparnos de la biografía de cada uno de los invitados, fue un error inmenso, un error irrepetible. Ahora que veo el evento con distancia creo que eso fue lo peor. No volveré a hacer un evento sin dejar claro, qué hace y qué ha hecho el artista que está en el escenario.

Me sorprendió la buena disposición de los artistas invitados, su capacidad de cooperación y la forma abierta en que recibieron la invitación del evento. Llegaron menos de los que contábamos, creo que eso fue por el mes que escogimos. El próximo evento será en octubre más alejado de los días de lluvia.

Una de las cosas que más destacó fue la capacidad de trabajo de las personas que ayudaron en la organización. INCLUYAMOS CHILE, fue el fin de mucho trabajo. Como no contábamos con dinero ni patrocinio tuvimos que hacer eventos pagados, pedí donación de libros, hicimos rifas y remates de cultura. La editorial SEGISMUNDO, nos donó  dinero para cubrir los pasajes de algunos de los invitados de fuera de Santiago; también  donó libros para hacer rifas. La editorial BORDES, nos donó los libros que obsequiamos a los invitados, eso más revistas de La Otra Costilla, formaron un bonito conjunto de autores recientes.

La idea principal del evento era la difusión, y creo que en parte se cumplió este objetivo, principalmente por el intercambio de obras literarias.

En suma no quedé completamente satisfecha con el evento, aunque hubo cosas que si resultaron y son dignas de copiar, pero  falta harto para llegar a hacer un buen encuentro de artistas nacionales.

De lo único que estoy segura es que el próximo evento será mil veces mejor, por lo tanto es claro que se cumplió la más importante de las expectativas: aprender y anotar los errores para no repetirlos.

2.- Háblame de La Otra Costilla, la Revista. Explícame su nombre, su contenido, los números que lleva, cómo se gestan.

Hay variados grupos que se hacen llamar Lilyth o algo parecido, por eso busqué una forma de insinuar el asunto sin necesidad de explicitar nada. Lo llamativo es que la gente siempre pregunta por el nombre La Otra Costilla.

Me siento orgullosa de mi trabajo en la revista y desde un inicio la idea ha sido ser un lugar común para novísimos artistas y artistas  consagrados. Me encanta que en las lecturas de cada número se transparente esta diversidad.

Cada número cuenta con una portada y contraportada de una pintura, fotografía o dibujo de un artista chileno, hago una escueta editorial, para dejar el mayor espacio posible para las publicaciones de los poetas o escritores que participan. Muy pocas veces hacemos crítica literaria o presentaciones de libros, ya que la idea es publicar trabajos literarios y nada más que eso.

La revista se ha publicado en papel en México y  Colombia, ya que solemos  incluir escritores de Latinoamérica. Hicimos hasta el número 8 en un formato digital. Ahora estoy en deuda con ese asunto, pero volveremos pronto a digitalizar cada número.

En noviembre presentaremos el número 12 en la FILSA, ese lanzamiento será muy emotivo ya que cumpliremos tres años de vida.

 3.- ¿Qué o cómo es tu trabajo literario en el entorno de San Bernardo?

Ha sido complicado  mi trabajo en San Bernardo. Soy de carácter difícil y suelo criticar demasiado la forma de hacer arte de las personas que están  a cargo de la literatura en la comuna, por lo cual tengo una relación lejana a la Casa de la Cultura. Generalmente trabajo un tanto alejada de ellos, pero suelo pedir salas para hacer lanzamientos o presentaciones. También les pedí ayuda con el evento, y  me regalaron 30 almuerzos para ese día. Las salas y salones que ocupamos en el evento, me fueron entregadas de forma gratuita y algunas personas me ayudaron con todo lo necesario para que las lecturas resultaran lo más dignas posibles. Creo que en San Bernardo  respetan mi trabajo y eso ya es harto, además nadie es profeta en su tierra.

4.- Recibiste el Premio Municipal de Literatura de San Bernardo este año. ¿Qué significa para ti, cómo ves este premio, qué le falta y qué le sobra?

Hace cuatro años que vivo en San Bernardo y los cuatro años participé con la idea de ganar. En el 2012 gané un segundo lugar con mi poemario VARONA y ahora el primero con el poemario CANTOS PARA EL OLVIDO.

El premio significó darme cuenta que mi trabajo hasta ahora fuera y dentro de la comuna ha sido valorado y cuando valoran el trabajo que haces, sólo puedes sentir agrado, tranquilidad y ganas de seguir trabajando.

He manifestado abiertamente mis observaciones sobre el Premio Municipal. Creo que falta difusión y extenderlo a otras comunas o ampliar la convocatoria, para hacerlo más incluyente. Me molesta el que algunos escritores se lo han ganado más de una vez y siguen pegados ahí, todos los años participando, como si fuese el único premio en Chile. Yo me lo gané ahora (el 2014)  y no volveré a participar. Quiero encaminar  a escritores jóvenes a que participen y dejar que se renueve el aire y se refresque.

5.- La autodenominada Sociedad de Escritores de Chile (SECH), ¿En qué colaboró con el evento INCLUYAMOS CHILE? ¿Omitió su cobro por el uso de la sala de Simpson 7? ¿Participaron sus dirigentes en las actividades?

La SECH en el evento colaboró con el espacio en Simpson 7 y no, no se omitió el cobro por la sala. Soy socia de la SECH, eso me da la ventaja de pagar menos de lo que pagaría una gestora o poeta que no pertenezca.

Y claro contamos con la participación de Ximena Troncoso, en la bienvenida y don Alfredo Lavegne. En otras ocasiones hemos contado con la presencia de Carmen Berenguer. Creo que gracias al evento INCLUYAMOS CHILE, nos ganamos la posibilidad de lanzar la revista en la FILSA. Sé que  tanto la SECH como la FILSA, están un tanto desprestigiadas ante los ojos de muchos, sobre todo en los escritores jóvenes, pero pienso que para subir una escalera hay que pisar peldaño a peldaño. No soy muy soñadora pero igual tengo la sensación de que trabajando mucho, podemos cambiar algunas cosas y hacer estos lugares más amables, más incluyentes.

6.- ¿Qué planes tienes para el futuro y de qué dependen?

No tengo planes más allá de noviembre de este año, un plan es hacer un buen lanzamiento de La Otra Costilla y un digno lanzamiento de A Corta Distancia. Me cuesta un mundo planificar la vida o el trabajo.

 7.- Finalmente Mónica, ¿Cuáles son tus proyectos literarios personales y actuales y qué significa para ti el oficio de escribir? Su "por qué y su "para qué" hasta donde sea posible responderlo.

Proyectos a largo plazo no tengo. Estoy corrigiendo un poemario y estoy en plena presentación de mi libro de cuentos.

No tengo muy claro por qué o para qué escribo, es algo más profundo que un oficio o un trabajo. A veces creo escribir solo para mí,  otras veces creo que necesito divulgar un discurso. He pensado que escribo para no salir a matar gente, o para no matarme. La poesía me salva, me purifica y me hace sentir viva.


© Leonidas Rubio
© Mónica Montero F.
(Se autoriza reproducción sólo citando la fuente

y en consulta con los dueños de derechos de copyritgh)

No hay comentarios: