jueves, 12 de febrero de 2015

PARQUE DE LAS ESTATUAS DE LA SERENA


(Esta nota también podría llamarse "Los hermosos y sus batallas", 
poema de Paulo San Páris)


La Avenida Francisco de Aguirre o Alameda de La Serena es la principal vía de acceso hacia el casco histórico de la ciudad de La Serena. Fue remodelada y convertida en Museo al Aire Libre durante la aplicación del Plan Serena bajo el gobierno de Gabriel González Videla entre 1948 y 1952 convirtiendo la arteria en el mayor proyecto de arte urbano del país. Tiene emplazadas 34 piezas de escultura mayor en mármol y piedra rosa, la mayor parte de estilo neoclásico inspiradas en Antonio Canova. También se encuentran algunas obras de autores contemporáneos como Lily Garáfulic o Berta Herrera.

Las piezas clásicas desbordan sensualidad y perfección de formas, buscando el ideal estético del erotismo plástico helénico, con motivos tomados de la mitología o de la historia cívica greco-latina, cuyos alcances se mezclan en perfecto sincretismo dentro del patrimonio cultural occidental pre-cristiano, como en el caso del Joven Apolo o el dios Baco acompañado de su pequeño fauno, o la memorable pieza dedicada al bello Antínoo, amante del emperador Plubio Adriano quien lo convierte en Dios y ordena su culto luego de la misteriosa muerte del joven. Asimismo se encuentra una pieza dedicada a Idolino idéntica al original romano del año 30 DEC, cuyo tema es la simple exaltación de la armonía del trazo físico masculino juvenil autentificado como "ídolo" con la aplicación de diminutivo para agregar un componente de fragilidad y puerilidad al concepto. El ideal plástico femenino por su parte está consagrado en piezas como Las Tres Gracias o Venus, manifestándose el tratamiento de la ambigüedad en las formas del cuerpo y el rostro con rasgos cruzados en ambos géneros.

El paseo por este Museo al aire Libre de La Serena es un deleite estético que va más allá de lo visual y que por sí solo hace de esta ciudad un punto de referencia de primer orden para la cultura universal y la integración de arte y sociedad en los proyectos urbanos de Chile.

Cabe lamentar el que algunas piezas se encuentren mutiladas o notoriamente sucias, pese a los esfuerzos públicos y privados que se han hecho para su mantención. Es digno de análisis profundo el por qué son precisamente los genitales masculinos o los dedos las partes que más concitan la agresión anónima. Pero las estatuas están allí como una provocación a la rutina de una ciudad turística y agitada, recordando la belleza, el instinto, el ocio sagrado, el inconsciente colectivo  bipolar y sensitivo de nuestra cultura remitida a lo corporal, a las formas deseadas, reconocibles, odiadas por algunos, que como la muerte del ser que no se puede poseer, enloquecen de tanto en tanto, obnubilan, seducen y llaman a detenerse para soñar un destino un poco menos zafio.

Con ese horizonte peligroso y bello que aspira a hacer de los simples actos una operación poética, el poeta Paulo San Páris y yo nos dimos a la tarea de retratar esas formas y penetrar en su convivencia silenciosa. Parte del ejercicio implicó la limpieza de la figura del noble Antínoo, especialmente castigada por el ambiente. Algunos transeúntes y conductores miraban con burla o curiosidad ansiosa, como si el acto amatorio y sutil de recuperar la transparencia de una piel de piedra fuese una rareza. Es fácil adivinar que en más de alguna mente detona la obscenidad secreta de un acto exhibicionista y la risa o la sensación de ridículo activa las pulsiones ciudadanas sin atender que el germen de ese impulso no está en el objeto sino en los deseos del observador. Con todo, y aunque lo hubiésemos querido, no es posible ser correspondido por una estatua, pero el arte está para eso: a veces ni siquiera para la ilusión sino apenas para intuir una belleza diferente.

(A continuación una muestra fotográfica personal de algunas piezas escultóricas destacadas de este parque-museo. Las fotografías fueron tomadas durante mi reciente viaje a La Serena con motivo de la Feria del Libro de esa ciudad, donde fue presentado mi libro Actas de (mala) Fe. Las fotografías pertenecen a Paulo San Páris y al autor del blog. Se autoriza su reproducción sólo citando la fuente.)


L. Rubio




Antínoo





Apolo Joven



















































Baco





















































Creugante











Las Tres Gracias





























La Bañista







Idolino

























Discóbolo (en dos posturas)




















Los luchadores












Paride























"Maternidad" de Berta Herrera
























Demóstenes























Venus



***

Making off






















































































La Serena, dom. 8 de feb. de 2015



© Paulo San Páris
© Leonidas Rubio

No hay comentarios: