recomendado

"BETONIYÖ", DISTOPÍA ADOLESCENTE Y EL FRACASO DE LA BELLEZA

    Título: BETONIYÖ Directora: Pirjo Honkasalo Guión:  Pirkko Helena Saisio;   Pirjo Honkasalo País: Finlandia Año: 2013 Actor ...

domingo, 8 de marzo de 2015

POESÍA CHILENA ACTUAL DE MUJERES EX-CÁTEDRA (1)


Plan de acción:

Me propongo describir someramente pero con justicia la labor creativa de 6 poetas mujeres actuales cuya poesía se viene desarrollando en un promedio de 15 años a la fecha, a partir de publicaciones en formato libro y digitales, así como participaciones a través de foros de lectura, encuentros literarios y redes sociales. Estas poetas tienen en común tres características, además de su género:

1.- No han sido suficientemente atendidas por la crítica periodística ni académica ni por los reconocimientos en concursos y en general sus libros y obras son de difusión inferior a su mérito.

2.- No responden al consolidado mundo académico, pues pertenecen -salvo una excepción que en sus efectos no contraviene el punto de vista que sostengo- a ámbitos laborales y formativos diversos, ajenos a la Academia establecida, y por tanto carecen de los nexos consagrados propios de esa élite y su esfera de influencias. Es por eso que las llamo "poetas ex-cátedra".

3.- No responden a un grupo generacional determinado ni tienen entre ellas nexos programáticos que puedan considerarse una corriente.

Son en esa medida, a mi entender, poesía descontaminada de círculos convencionales de poder, que dependen de la autogestión y están sometidas a otros rigores para obtener sus espacios, de dura lucha por la publicación y a veces por el ejercicio mismo de la creación. Son por lo mismo, poetas poco prolíficas, tardías o morosas en publicar, que comparten y distraen su actividad creativa con otros oficios, con la vida familiar, con la actividad gremial o docente o la gestión cultural en sentido amplio y, en general, no son suficientemente advertidas en los medios centralizados que registran la actividad literaria.

Las poetas que comentaré son:

Ana Rosa Bustamante
Lila Calderón
Mónica Montero F.
Marcela Reyes H.
Silvia Rodríguez B.
Alejandra Ziebrecht

Cabe agregar que como siempre, no hago estas notas con intención de crítica formal sino a partir de una valoración de iguales, en cuanto personas comunicadas por la experiencia de la creación y la amistad. Es decir que me propongo un análisis abiertamente subjetivo y con el simple afán de difusión de sus obras. Por lo mismo estas notas serán breves y se fundan exclusivamente en mi experiencia de lectura. Las poetas se comentan en estricto orden alfabético.

L. Rubio

1

Ana Rosa Bustamante: (Arica, 1955). Poeta y narradora, ha sido instructora de lengua francesa y beneficiaria del Fondo del Libro y la Lectura y la Corporación Cultural Municipal de la ciudad de Valdivia, donde reside desde hace 30 años. En forma privada cultiva también la actividad musical, particularmente el canto lírico y popular. Ha tenido itinerancias dentro de Chile y fuera del país su poesía es conocida en Argentina y México.

Ha publicado "Nuestra piel ancha de fuego" (2007), "Vita clamavi" (2009) y "Reincidencias" (2011) donde expresa su predilección por el erotismo -dentro de la experiencia heterosexual- y la desmitificación del placer desde la perspectiva de su condición carnal de mujer/hembra poseída/poseedora, interpelando los códigos de la seducción y la iniciativa sexual con un lenguaje no evidente ni retórico sino eficaz en su capacidad de movilizar códigos del deseo que se fincan en lo femenino pero logran ser comunes a ambos géneros y a todas las identidades sexuales. Su poesía en esta línea privilegia lo rítmico y la expresión solemne, con un amplio registro verbal de significantes y sonoridades:

"Ella lo ama desde sus labios
a sus capiteles.
Jardín olor a botones
y en cada noche
palpará hasta sus centros
-¡cómo crepitan!-
Que exploten
en su huella celadora,
arriba gallardo acendrando su viril
cuerno en sus colmenas.

Apóstata,
testaferro de su nombre,
finisterra,
concha que habita en la roca
y perforas,
finito latido.
Su cuerpo desnudo
acerca su vientre
a sus selvas,
pubis a pubis
desnudo a desnuda. "

(Vita Clamavi, 2009)

En "La nieta de Wong" (2012) desarrolla un tema inédito en la poesía chilena y probablemente hispanoamericana: la emigración china a Centro y Sur América durante el siglo XIX y su consiguiente explotación laboral. Es la llamada población "culí", una de las menos registradas y estudiadas históricamente. La poeta Bustamante aborda el tema desde una perspectiva no político-contingente sino onírico-emotiva, con referentes que provienen del recuerdo, los simbolismos espontáneos del inconsciente y el sentido de pertenencia respecto de un trazo de su origen familiar que convierte en sello de identidad. En efecto, a través de guiños y una dedicatoria al cierre del libro -evitando la obviedad- la autora nos informa de su condición de descendiente por lado materno en segunda generación de un emigrante culí. Un prólogo monográfico sobre el asunto histórico referencial a cargo de la especialista cubana Yrmina Eng Menéndez, pone en contexto la obra. A.R. Bustamante elabora un libro de denuncia que no incurre en lo declarativo ni menos en la consigna. Su modo de reivindicación es el acto de nombrar afectivamente, recuperar los lugares, las fechas, los sujetos, los gestos. El poema se va corporizando y territorializando a partir de un itinerario, un micro-relato íntimo en el que se engendra y se gesta una voz heredera de un martirio comunicado por la sangre filial. Es una épica personal no utópica ni grandilocuente, lejanísima del megalómano aspaviento nerudiano del "yo vengo a hablar por vuestra boca muerta". Épica personal situada socialmente pero reclamada desde un resuelto acto de sentir y resentir, confiriendo una condición de resistencia a la voluntad de recordar y amar el cuerpo dañado del antepasado a través de ese recuerdo y la recreación imaginaria. El hilo narrativo que de pronto se diluye nos advierte que no estamos frente a una historia propiamente tal sino a un poema conceptual, donde la libertad expresiva se va desplegando de manera caleidoscópica desde un centro-eje temático. A veces, en el recuperar episodios, asoma el lenguaje realista y el estilo de la crónica, pero el dato o la descripción se vuelven a sumergir en una trama que apela al misterio trascendente de la fuerza vital -el élan vital de Bergson- capaz de abrirse camino en las condiciones más adversas, donde hasta el intento de suicidio es un acto de reafirmación de la vida y la belleza. Es un libro único, indivisible, sobresaliente en su especie, de admirable coherencia.

(No cito textos de este libro porque considero que fragmentarlo es violentar su vertebración interna de un modo particularmente improcedente. Debe recogerse íntegro.)



No hay comentarios: