recomendado

"BETONIYÖ", DISTOPÍA ADOLESCENTE Y EL FRACASO DE LA BELLEZA

    Título: BETONIYÖ Directora: Pirjo Honkasalo Guión:  Pirkko Helena Saisio;   Pirjo Honkasalo País: Finlandia Año: 2013 Actor ...

miércoles, 17 de febrero de 2016

FOTOGRAFÍA DE HUGH HOLLAND

Lo que nos asombra de Hugh Holland es el modo en que congela el movimiento atrapando el equilibrio y la proporción del cuerpo en una toma espontánea, contra el tiempo real, deteniendo una danza sin apagar el ritmo. Sería una hipocresía negar el influjo erótico que desprenden sus imágenes como sería un despropósito reducir la significación de la imagen en el solo erotismo. Lo que ocurre es que, en su ángulo más fino, la maestría plástica de Holland radica en esa detención atemporal de la energía del cuerpo, en un intento de contención del deseo, como si dijéramos un intento de contener la respiración en ese momento adánico, inaugural que prefigura la escena cuando su lente la captura, con una acción casi de milagro, que reta al asombro y produce la ilusión de presenciar algo en el momento mismo en que es creado, haciéndonos testigos de un nuevo orden. Una composición instantánea que suspende la fugacidad y nos la participa justo antes de romper el hechizo. Su arte depende de ese resuello, esa inquietud repentina, ese golpe del instante que quita el aliento y se vuelve permanente en la imagen, como un ejercicio de seducción que se resiste a no ser eterno. 


Otra arista no menos esencial es el modo en que interpela los códigos de la imaginación sexual hetero-normativa, instalando al sujeto masculino en el protagonismo de la belleza y el contacto natural que hermana cuerpos y objetos con una atmósfera fundacional, autónoma, en un relato tácito de intimidades secretas capaces de configurar un mito, así los "Muchachos de la caverna", los ángeles, el desnudo sobre una carrocería vieja en que el pájaro posado es metáfora del cuerpo y no al revés, o sus ya legendarios skaters: seres volátiles de un ballet urbano donde las albercas secas son re-visitadas por el vicio de la velocidad y la provocación. 

Lo corporal, lo pagano, lo panteísta, lo genital, el narcicismo, la juventud masculina no mediatizada sino que apoderada de sí misma son algunos de los argumentos plasmados en esta obra de encantamiento y pulsión sustraída al deterioro y sin embargo tan conscientes de lo efímero de su impulso. Es una imagen imprevista para ganar la sugestión desafiante y el peligro de volver a ver los cuerpos.















(todas las fotografías pertenecientes a Hugh Holland)


Enlaces recomendados:


http://malafepiedranegra.blogspot.cl/2014/10/aqui-hace-falta-el-lente-de-hugh-holland.html


No hay comentarios: