miércoles, 19 de octubre de 2016

¿POR QUÉ EL PREMIO NOBEL A DYLAN ES UN GRAN FRACASO?



El Nobel de Literatura para Allen Zimmerman, alias Dylan, es el más sonado fracaso de la historia de ese premio desde varios puntos de vista:

1.- Fracaso para el cantautor en su calidad de supuesto músico, puesto que se reconoce sus textos y no su música. Ésta a su vez nunca ha merecido grandes reconocimientos dentro de la tradición musical más allá de los premios de mercado o publicidad. No se presta para grandes orquestaciones, ni para arreglos instrumentales ni nada que prescinda de los textos, que son su soporte.

2.- Fracaso para el canon literario establecido por las Academias especialmente norteamericanas y la élite  intelectual de izquierda, puesto que durante 30 años han jugado con la idea del personaje alternativo que influye en la literatura desde afuera, que suponía lo transgresor, lo no-canónico, en tanto su validación, referencia y uso intertextual literario lo fue transformando en un lugar común de esa falsa marginalidad. Con el Nobel se reafirma el canon y muere definitivamente el personaje.


La virgen dando de lactar a san Bernardo
de Alonso Cano

3.- Fracaso para el gremio literario y editorial, pues la Academia sueca le da la espalda a sus esfuerzos dentro del género que, naturalmente, cualquiera con sentido común entiende por literatura, más allá de los rebuscamientos pseudovanguardistas que han intentado -también fracasadamente- reponer el cliché post-modernista de que "todo es literatura".


4.- Fracaso para el gremio musical especialmente dentro de la música rock y popular con tradición lírica, puesto que se le da una validación a un letrista por el supuesto mérito de haber usado la música como medio de difusión de su letra, en tanto los grandes compositores y conjuntos de música popular que han desarrollado propuestas líricas pasan a ser considerados como secundarios. Se instala así una paradoja absurda que parece resumirse en el silogismo:

Todos los grandes músicos son mediocres poetas
Dylan es músico mediocre pero el mayor de los poetas
ergo
Dylan es el más importante de los "músicos"

5.- Fracaso para la Academia porque Zimmerman parece estar dispuesto a ir cada vez más lejos en su personalidad mesiánica y mediática, haciéndose el sordo y el mudo al premio, llamando cada más la atención, como el viejo clown de Los Simpsons.

6.- Fracaso para Zimmerman porque durante casi 50 años ha sido una figura imbatible dentro de la cultura popular, con detractores anulados o invisibles y admiradores transversales, de todas las generaciones, de todas las corrientes, de todas las clases sociales y de todos los idiomas. Esta admiración sea por esnobismo, sea por el gran mercado de los mitos de la élite intelectual de izquierda, sea por el estratégico apoyo del looby sionista, sea por lo que fuera, no parecía que fuese a sufrir mella en el mediano ni largo plazo. Sin embargo con este premio se ha puesto en tela de juicio por amplios sectores y provocando un masivo sentimiento de burla en la comunidad literaria y cultural en general. Su única alternativa en el escenario actual es caer teatralmente arrastrando consigo a los defensores del premio para tratar de conservar una imagen heroica, acorde con su ego auto-profético.




No hay comentarios: