domingo, 5 de febrero de 2017

"ER MORETTO - VON LIEBE LEBEN"



Dirección: Simon Bischoff.

Año: 1986.

Guión: Simon Bischoff.

País: Alemania, Suiza.

Duración: 85 min.

Interpretación: Alevino Di Silvio, Franco Mazzieri, Vinicio Dimanti, Ciro Cascina, Rosa Di Brigida, Renato Faillaci, Francesco Gnerre, Lara Toljacian, Lorenzo Alessandri.


He aquí otra película rara allí donde las haya, de escasa difusión e inmerecido olvido. Su título tiene dos segmentos: un apelativo al protagonista -Franco- y la expresión "Von liebe leben" que traducida al español sería cercana a "La vida a partir del amor". No es un título muy prometedor, pero casi es su única debilidad. En la versión subtitulada se lee como título alternativo "La loca rosa", que hace referencia a uno de los personajes secundarios.

Es una película a medias entre el docu-ficción y la comedia. Se basa en la historia de un muchacho que a los 13 años huye de su casa apestado de su familia -especialmente del padre- y se acerca al mundo de la prostitución infanto-juvenil homosexual. Con insertos de entrevista alternados con la biografía ficcionalizada, es de concepto ambicioso, que a ratos parece naufragar pero se repone siempre en base a un muy buen guión, inteligente uso de cámaras, actores de magnífica imagen, etc. Parece cine amateur y cuando logra acostumbrarnos a esa espontaneidad hace giros de tecnicismo, especialmente con la textura de cámara móvil, desenfoques deliberados, primeros planos plásticos, composición, expresión corporal, color de alto contraste alternado con sepia o blanco y negro, etc.

Franco es un adolescente hedonista y arribista que quiere llevar una vida cómoda. Paradójicamente aprende el sacrificio y valora el trabajo después de conseguir casi todo lo que buscaba con la prostitución. En su forma de verbalizar su propia homosexualidad nunca asume una identidad sino sólo una voluntad. Afirma sentir atracción por las mujeres y sólo inclinación amistosa por los hombres. Sin embargo en las calles su especialidad era complacer a caballeros. Tuvo una larga convivencia con uno de sus clientes y vivió bajo esa protección por años sin admitirlo como relación de pareja. En su relato se deja sentir la forma de internalizar las conductas sexuales a partir de los códigos encubiertos, el doble estándar y los estereotipos. Por su biografía transita la prostitución glamorosa y pobre, la más degradante y otra más ventajosa, los niños vulnerados y los pillos de vida fácil, como él mismo. Paralelamente se hace un registro del lugar referencial, un abandonado coliseo romano, donde se da cita la marginalidad social y sexual en una especie de zona franca. 

Película de aristas sociológicas y periodísticas que no rehuye el lenguaje visual del cine erótico, el culto fetichista a la imagen masculina juvenil y la realización artística multidisciplinaria. Guión narrativo en primera persona y narrador omnisciente alterno. Revisita la fotografía clásica del género homoerótico y se adentra en las técnicas más modernas del performance, todo con una evidente economía de recursos. Aparecen personajes entrañables como el travesti de la playa o la chascona de las bolsas en la estación de metro, que cumplen una función exclusivamente teatral.

Esta película se hace interesante de ver desde múltiples ángulos, aunque posiblemente le resulte difícil escapar del subgénero de "temática gay". Muy recomendable.

1 comentario:

Dany dijo...

La vi hace unos años, y me pareció bastante "bizarra". El punto más alto creo que es el monólogo del travesti en la playa. He conversado bastante con los travestis que trabajan por la noche en un parque cercano a mi casa, y sus comentarios son siempre parecidos: hay un importante porcentaje de clientes "heterosexuales" que empiezan haciendo el papel de "machos" en la relación, y terminan succionándoles el pene. Un abrazo, amigo, muy lindo e interesante tu blog, como siempre!